Potencia de los equipos de sonido. Todo lo que debes saber

Todos queremos un sonido excelente y de alta calidad en nuestro sistema de audio. Por lo general, queremos un sonido que llene la sala y tenga graves profundos, agudos claros y un rico rango medio. ¡La calidad del sonido no debería deteriorarse al subir el volumen!

Comprender las especificaciones de potencia de los amplificadores puede ser importante cuando estamos buscando comprar un equipo nuevo.

En la búsqueda de un sonido de calidad, los vatios de los altavoces son un elemento para comprender y considerar. Otros valores importantes son la sensibilidad y la distorsión armónica total (THD).

Potencia equipo música.

La potencia de salida de un amplificador se mide en vatios, y es la medida de la cantidad de energía que genera.

El amplificador proporciona la tensión para empujar una corriente eléctrica hacia el altavoz. El altavoz luego convierte esta corriente en sonido (y calor).

Es útil conocer la potencia que puede generar un amplificador, ya que nos da una idea de qué tan alto sonará y qué tipo de altavoces necesitará.

Algunos amplificadores crean más potencia que otros. Más potencia significa que va a sonar más fuerte, ¿verdad? Bueno, más o menos, pero quizás no tan fuerte como crees. Y de todos modos, esto puede no ser lo más importante.

Entonces, lo que haremos es resumir algunas cuestiones que son más importante para el amplificador de nuestro equipo de música.

Potencia en Vatios por canal.

La especificación de los amplificadores que nos interesa es los vatios por canal.

Esto te indica la cantidad de potencia que un amplificador puede proporcionar a los altavoces en cada canal de salida (con un altavoz conectado a cada canal).

Las cifras de salida de potencia para los amplificadores de cine en casa pueden oscilar entre 20 vatios y 200 vatios por canal. Cuanto mayor sea la potencia nominal, más potente será el amplificador.

Sin embargo, un equipo de 100 vatios no sonará el doble de potente que otro de 50 vatios. Duplicar la potencia solo aumenta el nivel de sonido en 3dB. Para duplicar el sonido necesitamos 10 dB. Por lo tanto, no te dejes llevar por los números al mirar las especificaciones de potencia.

Un amplificador de 50-100 vatios por canal proporcionará un volumen más que suficiente para la mayoría de las aplicaciones domésticas. Por lo tanto, no sientas la necesidad de comprar un equipo hifi más potente por el simple hecho de hacerlo.

Potencia RMS y PMPOPotencia RMS o PMPO.

RMS = la potencia media que emite un amplificador constantemente.

PMPO = el pico de máxima potencia que un amplificador puede emitir.

No prestes demasiada atención a las clasificaciones de potencia máxima si se especifican.

Deberíamos preocuparnos más por la potencia promedio que un amplificador puede producir con el tiempo. Esto se calcula a partir del voltaje RMS y amperios.

Los valores de potencia máxima se ven geniales, ya que proporcionan una mayor potencia, pero este no es un buen reflejo de la potencia del amplificador para el uso diario.

Distorsión equipos musicales.

Las especificaciones de potencia se deben medir cuando el amplificador está entregando una señal de audio limpia sin distorsión o saturación. Cualquier cifra con una gran cantidad de distorsión realmente no significará mucho en el mundo real.

Si el nivel de potencia citado crea un sonido distorsionado, ¿por qué querríamos que el amplificador llegue a ese nivel?

Una especificación común para un receptor AV es:

80 vatios (8 ohmios, 20 Hz – 20 kHz, 0.08% THD, impulsado por 2 canales).

El nivel de distorsión se denomina «0.08% THD». THD significa: Total Harmonic Distortion.

Si la distorsión citada es inferior al 1%, probablemente sea aceptable, ya que difícilmente será audible.

Salida de potencia y calidad de sonido.

La potencia que puede generar un amplificador tiene muy poco que ver con la calidad del sonido. La calidad del sonido de un amplificador debe ser una consideración más importante que la potencia que puede producir.

Desafortunadamente, no hay una medida para la calidad del sonido. Bueno, lo hay. ¡Se llaman orejas! Sin embargo, descubrirás que lo que suena bien para una persona puede no sonar muy bien para otra.

Ten en cuenta que el sonido de un aparato de audio variará según los altavoces que estén conectados a él y la habitación donde se encuentre. ¡No es una ciencia exacta!

Otra forma de juzgar la calidad del sonido es simplemente por precio. Como regla general, un equipo más caro tendrá componentes de mejor calidad y debería sonar mejor.

Altavoces y amplificador de potencia.

En primer lugar, no te confundas entre las especificaciones de potencia del amplificador y las especificaciones de potencia de los altavoces. Solo ten en cuenta que el altavoz no genera energía, el amplificador sí.

Por lo tanto, la especificación de potencia que verás en los altavoces (medida en vatios) se refiere a la cantidad de energía que el altavoz está diseñado para recibir de forma segura desde un amplificador antes de que comience a distorsionar.

Si un altavoz funciona demasiado fuerte y distorsiona puede dañarse permanentemente y podría quedar inutilizable.

Los amplificadores no son todos iguales, por lo que debes verificar los vatios por canal que puede emitir el amplificador. Si la cantidad de energía que puede emitir está dentro de las capacidades del altavoz, entonces puedes estar seguro de que nunca dañará el altavoz.

Vamos a por las características de los altavoces.

Potencia máxima y RMS de los altavoces.

Potencia de los altavoces

Una cosa importante a tener en cuenta son los valores RMS (potencia promedio) y potencia máxima.

La potencia media o RMS, se refiere a la cantidad de energía continua que puede aguantar el altavoz. La potencia de pico se refiere al nivel máximo de potencia que el altavoz puede soportar en periodos muy cortos de tiempo (10ms).

Por ejemplo, un altavoz con una potencia RMS de 30W pero con una potencia máxima de 60W significa que el altavoz puede funcionar cómodamente con 30 vatios de potencia continua, y soportar picos ocasionales de hasta 60W.

Siempre trata de asegurarte de comparar los valores RMS entre amplificador y altavoces. No debes comparar la salida RMS para el amplificador con la entrada máxima del altavoz.

Si no dice si es un valor RMS o pico, entonces generalmente asumiría que es un valor máximo, ya que a algunos fabricantes les gusta dar la cifra más alta ya que suena mejor en general.

Especificaciones de potencia e impedancia.

Esta es otra característica que crea confusión. La forma más fácil de definir la impedancia del altavoz es decir que es la resistencia que cualquier altavoz da a la corriente y al voltaje que se le aplica. Cuanta menos impedancia más energía pasa.

Entonces, ¿esto significa que debo comprar el altavoz con menor impedancia? No, en absoluto, porque muchos amplificadores no están diseñados para funcionar con altavoces de 4 ohmios o menos.

La mayoría de los amplificadores HiFi están diseñados para una impedancia de carga de altavoz de 4 a 16 ohmios. Esto significa que la impedancia mínima del altavoz es 4Ω. Por lo tanto, si tienes un altavoz con una impedancia nominal de 4Ω, 6Ω, 8Ω o 16Ω, el amplificador funcionará correctamente.

Cuanto menor es la impedancia, mayor es la corriente que fluye a través del altavoz y mayor es la potencia disponible. Pero, no uses un altavoz (o altavoces) con una impedancia inferior a 4 ohmios.

Hay que tener especial atención si conectas dos altavoces a una salida pues si se conectan en paralelo dividen por dos la impedancia y si los conectas en serie la multiplican.

Impedancia de los altavoces

Gama de potencia de amplificador sugerida.

Una especificación para altavoces que se está volviendo más común es un rango de potencia de amplificador sugerido. Muchos fabricantes de altavoces solo ofrecen un rango sugerido de potencia del amplificador que pueden usarse cómodamente con sus altavoces.

Esta es a menudo la mejor forma de describir las capacidades de un altavoz, ya que deja en claro qué amplificadores moverán cómodamente estos altavoces, y lo hace simple de entender. También nos aclara que tienes mucha más flexibilidad para igualar la potencia de un amplificador y altavoces de lo que creías.

Potencia de los equipos de música, conclusiones.

Lo principal es que compres un amplificador con suficiente potencia para darle el volumen que desees para el tamaño de tu habitación. Luego, busca unos altavoces que coincidan razonablemente con ese amplificador (impedancia, potencia y tamaño).

Y aquí te dejo un pequeño resumen a tener en cuenta:

  • Coincidencia de impedancia: asegúrate de que el amplificador sea compatible con la impedancia de los altavoces.
  • Cantidad de potencia: ten cuidado al comparar los tipos de potencia entre los amplificadores y los altavoces: las cifras pueden ser potencia RMS o potencia máxima.
  • Piensa: el tamaño de la sala y el tamaño de los altavoces. Las salas más grandes necesitarán amplificadores más potentes y altavoces a juego.
  • Cantidad de potencia: para la mayoría de los sistemas de cine en casa, 50-100 vatios por canal (RMS) debe permitir un volumen suficiente para un tamaño de habitación razonable.